Universo compartido

Mi relación con Dios

Mi relación con Dios

 

Les voy a contar la historia de un proceso que he estado viviendo desde hace muuuucho tiempo; hasta hace poco pensaba que llevaba unos pocos meses, pero entendí que este camino lo he recorrido toda la vida.

Siempre he tenido una muy buena y bonita relación con Dios, aún y cuando andaba en modo rebelde y decidí dejar de ir a la iglesia. Siempre hemos hablado mucho, y sin duda alguna tenemos muy buenas conversaciones.

En los momentos más difíciles de mi vida -que han sido unos cuantos-, siempre me ha enviado un angelito, una señal o la solución… aquí, entre nosotros, me consiente mucho.

Hace unos meses tomé la decisión de dejar de ser tan rebelde y acercarme, no solo como creo, sino como debo… es que eso de construir relaciones no se trata de hacerlo como a uno o al otro le parece… entonces decidimos fortalecer nuestra relación. Por mi lado orando más, asistiendo a misa, dejándome guiar… por su lado, enviándome personas increíbles, recordándome quiénes han estado siempre ahí cuidándome y haciéndome llegar señales muy claras sobre muchas cosas…

Les mentiría si les dijera que a veces me he sentido tan mal, que peleo con Él y le reclamo cosas… pero de una u otra forma se las ingenia para hacerme ver que todo va a mejorar.

También les mentiría si les dijera que hoy no tengo problemas y que todo está más que solucionado en mi vida… eso de que Dios le envía sus más fuertes batallas a sus mejores guerreros, pues como dice el meme: “a veces siento que me confundió con Rambo”. Pero lo que sí es cierto, es que en medio de todo, de las lágrimas de las sensaciones de no poder más, siempre aparece una luz que me dice, continúa que no estás sola.

Hoy particularmente no me siento de lo mejor, pero he tenido la oportunidad de recordar a muchas personas que me han apoyado y doy las gracias… así como por las que no lo han hecho tanto, porque a pesar de sus injusticias y desaires, he logrado salir adelante y más fuerte que antes…

Así que un día más para poner un chulito de prueba superada, aunque no estén resueltos todos mis problemas, porque si de algo estoy segura, es que de ésta salimos triunfantes una vez más y con una relación más hermosa.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *