Universo compartido

Cuidando la piel de mis enanos #LaRochePosay

Cuidando la piel de mis enanos #LaRochePosay

 

Sebas, mi hijo más pequeño, siempre ha sufrido mucho con su piel… ha tenido reacciones muy fuertes a causa de su dermatitis atópica, por alergías y hasta por el clima. Desde muy pequeño le han recetado productos de todo tipo, desde naturales hasta algunos que por lo fuerte he decidido no aplicarle.

Si bien el cambio a una alimentación saludabe le ha permitido estar incriblemente mejor y no sufrir ni tan seguido y afortunadamente no tan fuertes reacciones, no es suficiente.

Aún cuando no tiene salpullidos ni marcas, tiende a rascarse todo el tiempo, a veces solo por la resequedad y otras porque su cuerpo le pide ayuda con el proceso de tener su piel sanita.

Como les cuento, hemos probado de todo… y hace poco nos hicieron un súper regalo… los amigos de La Roche-Posay supieron de la situación de Sebas y me preguntaron si podían tener una atención con él, mi respuesta es obvia, y unos días después, le enviaron la línea Lipikar y el Agua Termal.

No se imaginan la dicha tan absoluta de ver que mi hijo ya no se rasca la piel (cosa que hacía hasta dormido), de verle la piel hidratada todo el tiempo y sin las lesiones que le salían por su condición tan delicada.

Aprovechando estas bondades y porque afortunadamente este tratamiento no solo es para cuando tienes lesiones en la piel, sino también para prevenirlas y mantener tu piel genial en todo momento, decidí aplicársela también a mi hijo mayor, que aunque no ha sufrido de la piel como su hermano, ésta se le reseca mucho y adivinen qué, una vez más como por arte de magia, enano número dos, con la piel renovada.

Realmente estoy muy contenta con estos productos y ellos también, pero más que eso, estoy súper agradecida por verle la piel sanita a mis enanos (que ya no son tan enanos :-P).

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *