Universo compartido

“Choque cultural”

image

Ha sido la semana del “choque cultural” por ponerle un nombre a esto… Lo he conversado con muchas personas y aunque obviamente unas piensan que exagero, otras dicen que no estoy loca y que tengo razón.

Algunos hasta se ofenden cuando les digo lo que pienso, lo que me demuestra que las burbujas de las creencias y los arraigos, a veces son más fuertes que el sentido común.

Soy de las que cuando no apoya algo, lo dice, porque eso de quedarse con lo que a uno no le gusta, por no andar hiriendo susceptibilidades, no es lo mío. Yo no voy a cambiar que la gente se vuelva salvaje cada vez que Colombia gane o pierda un partido, ni que se crean mejores que el resto del planeta a la vez de ser las víctimas más grandes cuando tienen un balón en los pies, mientras paralizan económicamente a todo un país… No voy a cambiar que crean que es normal no suspender un compromiso, lleguen tarde e intenten cambiar las reglas del juego después de haber empezado algo, con la excusa de que aquí eso es normal y la gente es así… No voy a cambiar algunas dinámicas familiares que me hacen pensar que algunas personas no tienen poder de decisión en sus vidas y que a pesar de eso, están convencidos de que así es como debe ser, (yo creo que por comodidad, ellos afirman que es cultural)…

No voy a cambiar nada de eso y otras cositas que tengo en lista… Así como no voy a cambiar lo que pienso sobre eso… Y esto no tiene nada que ver con mi agradecimiento infinito con este país y su gente por toda la ayuda que me ha brindado… Es como pensar que todo lo que hace tu familia es perfecto solo porque es tu familia y eso señoras y señores, no está bien!

Con esta publicación no solo quiero desahogarme, también quiero hacer ver que es muy fácil adjudicarle la responsabilidad de nuestras acciones a la cultura, costumbres y hasta nuestra crianza familiar que asumirlas, pero esas al final del discurso son solo excusas para mantenernos en una cómoda zona de conford que nos blinda de hacer cosas que según nosotros son totalmente normales…

Aunque las cosas se hagan de una manera desde hace mucho tiempo, no es sinónimo de estar bien hechas…



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *